Skip to content

Solo si conoces el pasado puedes comprender el futuro

agosto 23, 2010

Resulta evidente que para poder vender algo, primero debes poseerlo (siempre y cuando no seas un jetas y vendas lo que no es tuyo). Como el nuestro es un negocio que no te permite hacer un pedido y recibir la mercancía en tu casa, debemos aprovechar los viajes para hacernos con ella.

Este verano hemos recorrido el sudoeste francés de mercadillo en mercadillo recolectando objetos antiguos de todo tipo para restaurar y vender.

El plan es perfecto. Pasas el día paseando por una especie de zoco decimonónico donde puedes tocar, manipular, examinar, descubrir y en ocasiones comprar todo lo que se te ofrece a la vista. El entorno generalmente ayuda a completar la perfección del momento: maravillosos pueblos (muchas veces parecen decorados preparados al efecto) que ceden sus calles para que por unas horas se transformen en una orgía de mercadeo y colorido.

Pocas ocasiones tienes de ver juntas tantas ilusiones pasadas y tantos recuerdos de vidas ajenas. Es como un Gran Hermano de otro tiempo en el que ves claramente la felicidad de una novia que mandó hacer una urna de cristal para su corona o el esmero con que alguien guardó las postales que le enviaba su tío desde Cuba.

Me gusta imaginar cómo habrán sido sus vidas, si habrán sido felices (o no), si sus descendientes lo sabrán…. en fin, películas….. (divertidas normalmente).

Así y todo, conozco gente que cree que si lleva a su casa algo que haya tenido dueños anteriores tendrá un “poltergeist” en su salón (curiosamente, esa misma gente no duda en comprarse un coche o una casa de segunda mano y no piensan que vayan a salir caras en el parquet).

Les asusta contemplar (y ya no digo comprar) una fotografía de una persona de siglos pasados o una muñeca de porcelana con los ojos muy abiertos, pero pueden comer viendo un telediario plagado de muerte.

No lo entiendo. A los muertos no se les debe tener miedo. A mí, los que de verdad me dan miedo son algunos vivos.

5 comentarios leave one →
  1. agosto 23, 2010 4:11 pm

    oye qué chulada de urna y qué verdad lo de que los vivos damos un miedo del copón, jeje. sigues escribiendo de miedo, por cierto. me encanta que mantengas el blog tan vivo. viva rusia!

  2. Pepa permalink
    agosto 23, 2010 4:30 pm

    Precioso post. Mirar, tocar, poseer lo que otros han poseido. Prolongar la vida de los objetos más allá de la propia muerte es todo un gesto de vida. Me encanta mirar esas fotos antiguas, mirarles a los ojos y saber que una vez vivieron, amaron, odiaron y que la vida les pasó, como nos pasa a nosotros. La muerte, qué poco respeto nos tiene…

  3. Marialuisa permalink
    agosto 23, 2010 5:00 pm

    Yo que soy tan apegada a mis cosas me alegra saber que el día de mañana haya alguien como tu que sepa valorar una vida anterior y tenga respeto y cariño por las cosas que llegan a su poder de una forma u otra, y que además invierta generosamente algunos momentos de su vida en pensar cómo podría haber sido la persona que en un momento dado adquirió ese objeto.
    A los muertos no hay que tenerles miedo, hay que recordarlos y venerarlos, agradecer todo lo bueno que nos han dejado y aprender de sus errores como espero que aprendan los que después vengan detrás nuestro.
    Un besazo

  4. Vikika permalink
    agosto 24, 2010 5:04 am

    Me encantan tu blog y tus joyas….. la verdad, un placer pasearse por esos preciosos pueblitos de Iparralde y fisgar todo lo que se ve y se vende en esos maravillosos Brocantes….y más en veranito!

Trackbacks

  1. La vida en pasado | Demode

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: