Skip to content

Tengo mi propio trozo de cielo

agosto 26, 2010

Me agobian los sitios pequeños y la gente que tiende a invadir mi espacio sin conocerme. Procuro no usar ascensores (más aún si son enanos) y me atosigan las multitudes.

Siempre me pregunto el porqué de aquellos que teniendo la playa medio vacía, colocan su toalla tan pegada a la mía si no nos vamos a hablar. Y no es que me caigan mal.

O de los que en cualquier plaza, con motivo de una fiesta, se apelmazan, se aglutinan y acaban fusionados en una especie de tsunami rebosante de sudor, gente, vino (sobre todo) y otra serie de cosas que prefiero no saber.  Y todo sin que nadie les obligue.

Como veo que son muchos, pienso que la rara soy yo (es más, no tengo ninguna duda), aunque se que hay quien me comprende.

Con esta situación, se entenderá lo mucho que me gusta tumbarme sobre la hierba delante de casa (generalmente sola, aunque a veces Mateo lo hace conmigo) y contemplar el cielo (a poder ser, un día azul con unas buenas nubes gordas, blancas y rotundas). Todo lo que me abarca la vista es para mi (o para ti, si lo pruebas) en ese momento. Y durante un rato parece que el tiempo no corre.

Entonces, sucede que mientras ves las nubes pasar, cualquier pensamiento que tengas se acopla en su hueco  correspondiente de tu trozo de cielo. Y todo se ordena y coloca donde debe. Es como jugar al Tetris.

Lo bueno que tiene es que cualquiera puede hacerlo. Solo con buscar un sitio donde tumbarse boca arriba y mirar al cielo, también puede tener su propio trozo (que quizá fue el mío hace unos días y ha llegado hasta allí). Y ordenar las cosas.

Lo malo es para aquellos que han decidido vivir absorbidos por la masa y no disponen de tiempo ni lugar. Casi no pueden levantar la vista, y el trozo que ven es muy pequeño.

Y así no hay espacio para poder ordenar nada.

12 comentarios leave one →
  1. agosto 26, 2010 12:24 pm

    Pues ya debemos de ser dos las raras… yo procuro ir a la playa cuando la gente se va, a las siete de la tarde me cruzo con la cola en contra… o a las 9 de la mañana cuando hay poca gente… creo que en general es porque somos unos borregos y vamos donde hay gente… prefiero ser rara como tu.

  2. agosto 26, 2010 4:36 pm

    pues yo en casi todas las nubes veo tartas, pollos, chorizos, merengues, paletillas de cordero y cosas así, será la deformación profesional, aunque a veces también veo caras, animales o instrumentos musicales tipo trombón o clarinete. seguiré mirando. besos.

  3. Loren "elasiduo" permalink
    agosto 26, 2010 5:29 pm

    Tienes mucha razon, a mi tambien me hace falta mi espacio, pero una buena juerga, tipo Sanfermines en el medio de una multitud llena de mierda, con olor a sudor, tambien es vital…

    • agosto 27, 2010 1:18 pm

      Sera que soy una finolis, pero lo de los olores lo llevo fatal. Yo en un Sanfermin, como mucho desde un balcón.
      ¡Que rara, eh?!!!

  4. Vikika permalink
    agosto 26, 2010 9:24 pm

    Que bueno lo que nos cuentas…..tienes razón, está guay mirar al cielo de día y en una noche estrellada también mola aunque es bien diferente,no?

    • agosto 27, 2010 1:14 pm

      A veces las noches estrelladas tambien miramos, pero lo malo es que tiendes a quedarte sopa y no cunde lo mismo.Saludos.

  5. Marialuisa permalink
    agosto 27, 2010 1:16 pm

    ¡Solo me faltaba ver comida en las nubes!, jajaja.
    La playa, lo mejor por la mañana si se es afortunada como yo, de 10 a 1….lo demás un asco, y este verano con escarpines que se nos está acabando la arena y es un martirio bañarse, pero tiro mucho de terraza con silencio, mi música y mi coca cola…..eso también me gusta mucho.
    Estoy lista para hacerte unos encarguitos, ya me dirás como hay que pagar.

  6. agosto 28, 2010 7:22 am

    Cómo me alegra coincidir con sus rarezas, en ser poseedor (sin contrato, escrituras ni mandangas) de un pedacito de cielo, como tú y tantosotros. Cuánto me alegra (y cómo) ser un nefelíbata recalcitrante, como tantosotros, como tú.

    Nefelíbata: palabreja ésta más rara que la madre que me parió. Palabreja que, con lo malo que soy yo para recordar nombres, topónimos, anónimos y heterónimos, me sorprendo de recordarla siempre.

    Nefelíbata: Dicho de una persona: Soñadora, que anda por las nubes (DRAE).

    Pues lo dicho: a soñar!

    • agosto 29, 2010 10:38 am

      Me autoproclamo Fundadora del “Club de Nefelíbatas del Hemisferio Norte”. Ahora que se ponga en contacto conmigo alguno del Hemisferio Sur y hacemos una fusión intercontinental. Saluditos.

  7. Lorea C. G. permalink
    agosto 28, 2010 8:55 am

    Es bonito lo que dices, y sobre todo es bonito pertenecer a esa especie de Raros. Curiosamente, si tienes suerte de encontrarte con unos cuantos de la especie, llegas a pensar que somos bastantes, pero no es más que una distorsión momentánea.

    Supongo que ese empeño por estar pegados a los demás es sólo miedo a estar solos, miedo a ser rechazado, miedo a ser diferente. (Como bien sabrás, por lo que te leo, ser diferente tiene su precio, y a veces no es plato de buen gusto, aunque para mí siempre será lo que más compense.) Y si no, fijémonos en los bares, en los restaurantes de una calle turística. La mayoría de la gente necesita entrar en aquel local que esté lleno aunque tenga que hacer cola; y eso que el de en frente está vacío y no porque se coma mal. Y al día siguiente puede llegar a ocurrir justo lo contrario, el vacío de ayer será el lleno de mañana, porque unos amigos han tenido la ocurrencia de entrar antes en uno de ellos.

    Y si hablamos de mirar las nubes, o unas hermosas dunas, o las estrellas… requiere de cierta imaginación que muchas personas no parecen saber que la tienen, porque eso supone pararse a pensar… y es más cómodo mirar lo que hacen los de la toalla de al lado, o los cotillas de la televisión.

    Es un placer leerte PatataCorazón.

    L.

    • agosto 29, 2010 10:35 am

      Que me digas que es un placer leerme me llena hasta el fondo. Tanto tiempo un poco aislada, me gusta descubrir que de una manera tan misteriosa como esta (no es alucinante?) me puedo comunicar con gentes de otros sitios que “quieren conocerme” y no solo respirarme en el cuello sin hablar. Mil gracias

  8. belen permalink
    septiembre 9, 2010 5:03 am

    Totalmente deacuerdo. Creo que seremos mas raros de lo que parece viendo lo que le gustan a la mayoría las fiestas multitudinarias e interminables (y muy olorosas). Yo tambien tengo mi trozo de cielo, sobre todo en la noche, cielo, silencio humano… un placer… lo que no consigo es ordenar mucho.. jej
    Otro placer… leerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: