Skip to content

Una historia de terror

septiembre 27, 2010

Algunos tenemos la suerte de convivir con un vampiro: nuestra querida hipoteca.

Digo que tenemos suerte porque hay quienes no lo consiguen, a pesar de desear intensamente un vampiro en su cuello. Los Nosferatus supremos del Banco Mundial no consideran su sangre lo suficientemente nutritiva como para desear chupársela.

Y la llamo querida porque nos han abducido, y han conseguido convencernos de que somos afortunados por haber sido elegidos para ser desangrados en vida.

Yo, que presumo de libre, resulta que no lo soy tanto. Ella decide por mí. Unas veces elige dejarnos sin vacaciones y otras veces pretende que no salgamos casi de casa.

Le caemos tan mal que todos los días veintiuno de mes intenta estrangularnos. Hasta ahora la hemos podido esquivar, pero quiere atraparnos entre sus fauces y darnos fin.

No se hasta cuando aguantaremos, ya que tiene un matón a sueldo que nos acecha: Mister Euribor (muy entrenado en esto, ha dejado a muchos tirados en una cuneta). Esta esperando el momento propicio para rematarnos cuando estemos en el suelo.

La verdad es que Mister Euribor y yo no nos entendemos, no hablamos el mismo idioma. ¿Cómo voy a entenderle si nunca coincido con él? Parece que giramos en una noria de feria, sentados en extremos opuestos. Cuando él sube, tu estas abajo del todo (a veces casi bajo tierra). Y cuando él baja, tú subes hasta tocar el cielo (y no te lo puedes ni creer…).

 

Teniendo en cuenta que vamos a envejecer juntas mi hipoteca y yo, debería hacer un esfuerzo por llevarme mejor con ella. Pero es que viendo cómo se las gasta, miedo me da.

Lo peor es que nos ha chupado tanta sangre (y lo que queda) que mucho me temo que cuando llegue el momento de despedirla dentro de veinte años nos habrá dejado como esqueletos andantes, y para entonces nuestra casa quizá se haya convertido en la casa del terror, con tanto vampiro, tanto esqueleto, tanto colmillo suelto y los aullidos del perro cuando le da por fastidiar.

¡¡Con la de fantasmas que andan sueltos, a lo mejor hasta los contrato y hacemos negocio!!!

 

2 comentarios leave one →
  1. Juanjo Villamor y Tati de Jorge permalink
    septiembre 27, 2010 10:50 am

    Oye sobrina, estas cada dia más inspirada, con las joyas, con los articulos escritos…. este del euribor, está que ni pintado, te seguimos los pasos, y te animamos, aupa Tai, estás en el buén camino
    besios a todos
    Tati y Juanjo

  2. septiembre 27, 2010 12:29 pm

    Pues espero que vendas tantas tantas tantas joyas que te quites al ese vampiro asqueroso lo antes posible!! Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: