Skip to content

Reciclados y guisos

octubre 24, 2010

Llevo días entregada al laborioso trabajo de desmontar antiguos abalorios, ensartar cuentas en nuevos soportes, limpiar maquinarias de antiguos relojes y pulir fichas de dominó.

De las fichas de dominó y de las llaves ya he contado cómo las descubro en las ferias francesas en las que nos surtimos de antigüedades. Pero creo no haber hablado de un hallazgo que hicimos en Arcangues hace algunos años: encontramos un mueble de relojero del S.XIX repleto de cajoncitos y compartimentos. Dentro escondía un tesoro (y un regalo para la vista), guardaba miles de tornillitos, cajitas con cristales y agujas de reloj, y algunos paquetitos misteriosos con preciosas maquinarias y esferas esmaltadas.

El mueble, una vez limpio de barnices viejos, resultó ser de caoba. Se vendió muy rápido y estuvo mucho tiempo en una elegante joyería de la Calle Serrano. Pero la sorpresa que escondía en su interior me gustó tanto que la recopilé en cajas y la guardé.

Y ahí estaban, esperando el momento oportuno para volver a la vida.

Con las maquinarias y algunas esferas he hecho unos broches que aprovecho para enseñar, estrenando una nueva sección a la que he llamado “El tiempo vuela”. 

Antes de...

...y después de...

...hacerlos.

También he hecho colgantes con las fichas de dominó que traje hace poco de Francia (y que son más pequeñas al ser para que jueguen niños). Son de hueso y madera y tienen más de 100 años. Los abalorios que las acompañan proceden de bisuterías vintage que desmonto y vuelvo a engarzar. Uno a uno, sin criterios preestablecidos y “según humor” (en expresión de mi madre).

Por eso, es raro que algo salga repetido. Cojo cuentas de aquí y de allá y me inspiro en sus colores y sus formas.

Y es curioso, pero según sea mi día (“según humor”, como ya he dicho) salen más o menos coloridos. 

Como también tenía las sartenes que he traído de Ahetze (de casas de muñecas antiguas, como no….), no he podido resistirme y he rematado la semana cocinando unos nuevos colgantes plagados de patatas fritas.

Todos están ya a la venta en “Novedades y precios” y aguardan ansiosos un cuello o una solapa para ser lucidos.

Espero que os gusten.

Feliz semana.

5 comentarios leave one →
  1. octubre 24, 2010 5:50 pm

    son acojonantes! preciosos! viva rusia!

  2. Unparenlacocina permalink
    octubre 24, 2010 6:04 pm

    Tengo tres grandes pasiones en mi vida, mi familia, la cocina y el arte sobre todo las antigüedades, de hecho mi casa está llena de ellas, nada de valor económico pero si sentimental. En su día cuando vivia en Donosti, estudié decoración y me dediqué durante años a la restauración…..que recuerdos.

    En fin que me pongo ñoña ja ja ja reservame una sartén de las oscuras con salchichis, huevo frito y patatas (uno de mis platos favoritos je je) me lo guardarías hasta navidad? es que así pido alguna cosica más.

    Muxutxo wapa

  3. Marialuisa permalink
    octubre 24, 2010 7:54 pm

    ¡Sin palabras!, ya me he decidido…..

  4. octubre 25, 2010 4:09 pm

    Los broches-reloj son fantásticos!!!

    • noviembre 9, 2010 11:27 am

      Precioso lo que haces, aunque los broches-reloj también es lo que más me ha gustado. Originales y además me encanta la manera de reciclar objetos que ya no parecen útiles. Los broches tienen el alma del reloj.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: