Skip to content

Anoche soñé…

marzo 9, 2011

Desde hace un par de años el sueño ha optado por dejarme de lado. No quiere saber nada de mi. Así que anoche soñé poco, la verdad.

Antes de dormir hice la antítesis de lo que debe hacerse para descansar bien. Estuve retocando corazones con el photoshop y trasteando con el ordenador hasta muy tarde.

Imágenes que debieron apoderarse de mi mente me despertaron muchas veces. Un sueño intermitente que se veía alterado por corazones rojos en la pantalla de mi mente (anteriormente en la pantalla de mi ordenador).

Un insomnio-corazón en toda regla. Nada fuera de lo normal (el insomnio digo, los sueños con corazones aún no han llegado, pero todo se andará). Lo realmente anormal llegó más tarde.

Amaneció el día con la noticia de que mi Deivid había recibido el Gourmand World Cookbooks Awards (resumiendo, un superpremio). Que casualidad, es el cumpleaños de mamá también. Todo junto.

“Sería un buen día para que hubieras estado aquí. Se te habría caído la baba con el premio, y mamá seguro que hubiera soplado su vela.”

El día siguió su curso. Como una premonición de la que se avecinaba, cuando los niños del cole hicieron su paseíllo carnavalesco por el pueblo, descubrí que un grupo de extraterrestres nos invadía entre corazones. Parece ser que mipatatacorazon los ha abducido.

M. ya me había dicho que en su disfraz habría corazones (también me dijo que pensaba pintarle “Visite http://www.mipatatacorazon.com”, pero al final no le dio tiempo a ponerlo) Jijiji

El efecto contagio del que ya hablé en otra ocasión surtió su efecto y varios robotcorazón me hicieron sonreír. La primera sonrisa del día.

Paseíllo por el pueblo…

Parada obligada: la tienda de chuches de C., que espera en la puerta con ellas en la mano y una sonrisa en la boca.

Y vuelta al cole.

Media hora de lo más entretenida. Hasta el alguacil miraba…

Son los lujos de una vida sencilla en la que nada está a mano, excepto la vida de tus hijos. La tienes ahí, delante de ti, en todo momento.

Siguiente paso. Hay que ir a comprar. La nevera tiembla, y no de frío precisamente. Quince kilómetros de ida y otros quince de vuelta para hacer una compra “de las de verdad” (con su mascarilla de pelo incluida, vaya excentricidad)

De vuelta a casa, cuando ponía  mis relucientes (¿las friegan, o qué?) patatas en el cesto……

¡TACHAAANNN!!!!! Ha llegado mi sexta patatacorazón.

La segunda y definitiva GRAN SONRISA DEL DÍA, hasta la risa me ha dado….

M. flipaba de verme con la patata en la mano dando saltitos al grito de “¡¡¡no me lo puedo creer!!!”.

Como siempre, el día es de lo más apropiado para recibir una. Lo que sospecho es que te has hecho un lio con la dirección. Creo que se la mandabas a mamá. O a David…. casi mejor a mamá pues no quiero pensar que a él le mandas premios y a mi patatas. Jijiji.

Sea quién sea el destinatario lo que si se es que nos dices ¡Eh! ¡Que os estoy mirando!

Así que tras ver que si sueño con algo (corazones en este caso), de alguna manera se cumple, me voy a dedicar a desear en sueños. Aunque no me dejen dormir bien.

A ver si se cumplen mis deseos….

Ya es nueve de marzo, de las mujeres trabajadoras (o sea, todas a no ser que te cases con un futbolista de los grandes, en cuyo caso te conviertes en mujer-gastadora-normalmente-poco-trabajadora) pocos se acordarán hasta que pasen otros trescientos sesenta y cuatro días.

Por eso me voy a acordar yo. Intentaré soñar…

…que ya no se practican ablaciones…

…que ninguna mujer es obligada a casarse, a prostituirse , a malvivir o a obedecer…

…que no se trafica con seres humanos, mujeres o no…

…que ninguna mujer (trabajadora o vaga) muere a manos de sudescerebradocorazón…

…que no hay niñ@s deseando no vivir…

…que el día que lo consigamos seamos inteligentes (que de eso nos sobra), y que nos los comamos con patatas (que podemos, ni lo dudo), pero limpiamente. Sino no valdría para nada tanto esfuerzo…

…y que se celebre el día del hombre trabajador. A ver que sienten (yo siento que dudan de mi capacidad, quiero hechos, no palabras)

Como desgraciadamente (para mi sobre todo) no dedico muchas horas a soñar en la cama (en la vida muchas, demasiadas a veces) no puedo prometer que se cumplan estos sueños. Pero solo con uno cumplido, me daría por satisfecha.

En esta maratón de la igualdad, algunas ya estamos a mitad de camino de la meta. Pero la mayoría ni siquiera ha recibido el dorsal de salida.

A las afortunadas como yo, que somos respetadas en nuestro entorno y decidimos por nosotras mismas les digo que no se conformen, pero que piensen que si a veces nos sentimos asfixiadas por nuestro trabajo o nuestra vida, las hay que se sienten asfixiadas por la cerrada malla de su burka, o por la aún más cerrada malla que envuelve muchas mentes. Nuestro trabajo es libertad.

A  todas ellas dedico este post, a las realmente indefensas. Nosotras somos fuertes. A pesar de todo.

Y también os digo que no os fieis. Dicen que velan por nosotr@s. Infames polític@s que alardean de ello para luego reír las gracias de algún ilustre baboso que presume de catar jovencitas.

Sólo en nuestras manos está. En nuestra actitud. En nuestro ejemplo. En nuestros hij@s. En el futuro.

P.D. Como mujer ¿trabajadora? que soy (¿con cuantas horas al día se alcanza el status de trabajadora? ¿2,10,22?), aprovecho para presentar el resultado de mis últimos desvelos.

Colgantes montados sobre piedras duras…

La historia de la blonda de encaje que hace de tapete algún día merecerá un post. Un baúl con el ajuar de una novia del siglo XIX que compramos me sorprendió con sus cajitas llenas de iniciales bordadas. Vidas ajenas que imagino a través de las pistas que me dan las cartas y fotos que encuentro dentro.

Historias de una mujer. Enamorada además. Mal asunto en esa época, si hablamos de obedecer…

Os contaré que hay esperanza. M., mi hijo, me ha dado un abrazo (ciertamente insólito en él) y me ha dicho : es que he oído que es el día de la MUJER… (ni trabajadora ni nada, solo mujer)

¡Bien!

9 comentarios leave one →
  1. Loren "el asiduo" permalink
    marzo 9, 2011 4:00 pm

    Dios! Qué pena no ser mujer, para sentirme mas aludido. Precioso.

  2. Marialuisa permalink
    marzo 9, 2011 4:39 pm

    ¡Qué suerte tengo de ser mujer y tener una mujer que me dedique un post tan bonito!. Cuando ayer estaba pensando en mi blog (que desde ayer está chufa y no me responde a mis llamadas a postear), será que le ha afectado el día. ¡Qué contenta estoy de haber acertado!, cuando pensé en mencionar el día en el blog, pensé: “Esto es para Leticia que es mucho más solidaria que yo”, y he acertado, y lo que más contenta me pone es que creo que te conozco un poco más.
    Un beso guapa….chapeaux como siempre…….¡y esa patata creo que es para tu mami, lo que pasa que te usa a tí de mensajera!

  3. marzo 9, 2011 5:30 pm

    Tati, muchas gracias de nuevo por tus bonitas letras y pensamientos.

  4. marimar permalink
    marzo 9, 2011 6:02 pm

    Que preciosidad de post y me doy por aludida por eso de ser mujer…..te felicito por tantos corazones que rodean tu dia a dia…….espero que algun sueño de los que tuviste se haga realidad…..un beso..!!!!!

  5. Mercedes permalink
    marzo 9, 2011 7:39 pm

    Como siempre me encanta lo que dices, y como lo haces. Gracias por esta sonrisa y por esos sueños. Un beso!!

  6. Vikika permalink
    marzo 9, 2011 9:52 pm

    Una vez más: CHAPEAU!!!!! Gracias por este post de parte de otra mujer muy trabajadora.
    Muchos besos y q se cumplan todos tus sueños 🙂

  7. CELIA permalink
    marzo 10, 2011 8:22 am

    Felicidades por tu nueva patata corazón (es realmente de lujo!!!)y por ser una mujer trabajadora que se acuerda de las demás y reivindica un mundo mejor para las más desfavorecidas…Estamos obligadas a celebrar que tenemos LIBERTAD y TRABAJO, aunque a veces nos quejemos de la carga…Tú ya has celebrado tu buen día con tu patata nueva, y yo con el placer de leerte tengo bastante! Voy a proponerme lo de soñar, a ver si me funciona como a tí…
    Un abrazo solidario.

  8. marzo 12, 2011 5:07 pm

    la mariloca que llevo dentro también está encantada de lo aquí escrito! vivan las tías!

  9. Eva permalink
    junio 2, 2011 1:07 pm

    Llego un poco tarde, pero es que me han parecido muy acertados tus sueños, se parecen mucho a los míos, y quiero te recomendar un libro escrito por y para mujeres (aunque un hombre valiente se puede atrever, lo que no aseguro es que le guste): “El País de las Mujeres”, de Gioconda Belli. Si estuvieras más cerca te lo dejaba en un pis pas…un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: