Skip to content

La Reina de Corazones, su Rey, y una carta de amor inesperada…

marzo 22, 2011

El día que Alicia vuelva a mi país, va a encontrar maravillas, y además estas vajillas.

Las que usaría la Reina de Corazones para organizarle una merienda a su Rey.

También las emplearé para preparar novedades cardio-primaverales en los próximos días. Y de paso para algo más….

Os explico…. Tengo un secreto…. Tengo un Rey….

El otro día leí una noticia que me hizo sonreír, cosa extraña a la hora de leer un periódico. Contaba que en México todavía existen escribanos de cartas de amor. Llega un desconocido, te hace una sinopsis de…. digamos…. una frase, y con esos datos en mente y tres euros en mano escribes una carta de amor. Chulísimo.

Me gustaría mucho ser uno de ellos. Por un rato, eso si, demasiado almíbar al final me empalaga.

Esto de ser escribana del amor (jajaja, suena a anuncio clasificado) no cuadra mucho con mi imagen y mi lengua ¿viperina?…. A mi alrededor es bien conocido  mi-anti-romanticismo-general-de-la-vida-misma, pero soy más de escribir que de hablar, y elucubrar melodramas me va.

La combinación perfecta para escribir cartas de amor: una teatrera con verborrea sin pereza en la mano a la hora de plasmarlo.

La Reina de Corazones, escribana del amor

(¿anuncio clasificado….?, más bien suena a porno sado….)

Como no soy mexicana y además no tengo bigote (supongo que proporciona empaque al encargo narrativo), aprovechare este post para escribir la mía, y por un rato convertirme en escribana de mi propia carta.

Ni es un melodrama, ni eres un desconocido, ni acostumbro a hacer esto. Más bien todo lo contrario. Pero desde que escribo aquí temo que a veces hablo demasiado. Soy una inconsciente que a menudo no percibe que hay algunos (gloriosos) días con millares de lectores. ¡Como no les veo!, siento como si hablara sola, cosa muy habitual en mi.

Pues me da igual! Por una vez, y sin que sirva de precedente, te la escribo a ti.

Una carta de amor para M., mi Rey de Corazones. Os lo presentaré….

M. camina a mi lado desde hace veinte años. Reconozco que a veces caminar a mi lado no es fácil. No hablo mucho (aunque parezca imposible), pero puedo fulminar con la mirada. Tengo ese superpoder.

No creo que él lea esto hasta dentro de algún tiempo, a lo mejor ni lo lee. La verdad es que da igual, se ha quedado con la versión original de estas películas que cuento. Se las sabe de memoria.

Por aquí siempre hay muchas cosas que hacer, y M. es de acción, no de ratón. Más de desbrozar que de chatear. Muy de rastrillo y martillo. Y a mi siempre me han gustado los hombres de acción. Además, como vive conmigo, todo lo que aquí pueda contar, él LO SABE.

Solo muy de vez en cuando, sobre todo si llueve y no puede salir, si me ve con el ordenador me dice: “ponme lo tuyo”. De manera que posiblemente llevemos  ya traje de baño el día que se lo encuentre. Será una sorpresa. Si le dicen que he cocinado yo sola la paella gigante de Villarriba no le sorprendo más. Jajajaja.

Esto es para ti:

“Quiero decirte que hemos caminado mucho, uno al lado del otro, y que aunque ha habido veces que hemos ido a la carrera, cuando vamos más despacio, como ahora, es cuando puedo mirarte mejor. Sin fulminarte ni nada. Lo prometo. Se que estamos hartos de tanto andar.

Fatigas compartidas que nos han cansado la mirada (y muchos músculos del cuerpo de nombre impronunciable), pero que nos han endurecido la voluntad. Y eso está bien.

Arrancamos como Bonnie&Clyde (buenazos, eso si). Comiéndonos el mundo e invirtiéndolo todo en nosotros mismos. En disfrutar on the road. En VIVIR a bocados.

Los últimos años han sido difíciles por demasiadas cosas. Y ahora nos veo más como Chip&Chop. Gruñones.

De vivir a bocados hemos pasado a vivir boqueando. Golpes que nos han doblado, pero nunca tumbado. Supongo que a esto se le llama recorrer la vida.

Hemos estado arriba y abajo. Lo mejor y lo peor. A lo más alto subimos cuando nació nuestra otra M. Nunca habrá nada mejor.

Si que espero que no haya nada peor que aquellos dos meses de dolor y muerte que a todos nos machacó. Y lo que vino después de eso…. A lo más bajo caímos, tocamos fondo y ¡alehop!, impulso y vuelta a subir.

Vida y muerte. Todo y nada. Con nadie volveré a compartir tan extremas circunstancias. Solo tu. Y nadie más.

Así que te escribo. Por primera vez en tantos años. Y fuera de fecha, como debe ser.

Para decirte que desde ayer es primavera (ya lo sabrás, como siempre, te ha tocado apañar el jardín…). Lo que no sabes es que voy a plantar una semilla. Es la época apropiada. Sol y vida. Seguro que crecerá. Y una vez florecida, algo bueno llegará. Nos toca ya. Es nuestro turno. Ya lo verás.

Y entonces sacaré mi vajilla de corazones, la montaré sobre las flores y lo adornaré todo con corazones, de cristal esta vez.


Y la Reina invitará a su Rey a merendar. Y reiremos a carcajadas. Como si lo hiciéramos por primera vez.

Prometo no ofrecerte té, un hombre de acción no gusta de él. Lo se.

Y también prometo coger el paso y caminar con aire marcial. Firmes y derechos. Sin doblegar. Volver a vivir a bocados, partidos solo de risa. Y por fin avanzar.

Te lo prometo. Llegará. Esto es aliento para continuar….”

P.D. Después de esto, creo que cualquier portada de Interviú muestra menos carne que la que acabo de enseñar yo. En pelota picada me he quedado….

Un desastre… en pelotas y dándome cuenta de que soy muy ladradora, pero poco mordedora. El Cyborg se ha transformado en merengue. La debacle!!!!

Pero si he hablado de helados, vampiros, risas, pollos gigantes, corazones, piedras, decisiones, concursos, patatas, mujeres, texturas, huevos fritos, cosas viejas, gente nueva, rosquillas, caballos y tantas cosas más….

¿Por qué no voy a hablar de AMOR…..?

Vamos, digo yo….

13 comentarios leave one →
  1. marzo 22, 2011 6:58 pm

    joder que campeona eres hermana, desde que llevas este blog no has parado de sorprenderme una y otra vez y no sabes lo rico que me sabe leerte, jeje. ale, porculo! y viva rusia, hasta la victoria, venceremos!

  2. marzo 22, 2011 7:00 pm

    ah, y por cierto, eso de que “no hablo mucho” me ha hecho mucha gracia, jeje, qué cínica, eres calcada al viejo, guapa, todo el día con el “repito e insisto” sin dejar articular palabra ni a dios! pero nos encanta! agur, mudita!

    • marzo 22, 2011 7:31 pm

      Pues fijate que curioso, pero soy de lo más polifacética. Algunos momentos (generalmente de mando) no callo, pero otros puedo ser como una esfinge. Y callar y callar….

  3. Mari Jose permalink
    marzo 22, 2011 7:14 pm

    Cada día me sorprenden más tus escritos……. deseo que esas semillas de sol y vida den su fruto , te lo mereces…….saludos.

  4. Nagore permalink
    marzo 22, 2011 8:19 pm

    Qué chulo todoooo!!, el texto, la declaración, los corazones de cristal…

  5. Rosana permalink
    marzo 22, 2011 9:43 pm

    No te conozco, y ya me caes bien. Por tú forma de expresarte, por tú ingenio, y porque creo qué tienes algo más que una “patata corazón”.
    Desde ya, soy una seguidora tuya…Feliz Primavera

  6. marzo 22, 2011 9:50 pm

    Awesome !! que dirían por aquí o me encanta tu carta de amor… yo creo que no seria capaz y también llevo 19, recuerdo que un día le miré y le dije: Que más nos puede pasar!! y nos han pasado muchas cosas.
    Veo que te ha sentado bien la primavera, Bien! Que monada la vajilla!!
    Bye

  7. CELIA permalink
    marzo 24, 2011 11:10 am

    Sabes que estás guapísima con el traje de Reina de Corazones? Desde luego, mucho más que con el de Crisis, que debes guardar en el armario, sólo para las ocasiones en que sea imprescindible vestirse de luto… Como siempre, es un placer leerte, y más hablando de amor! Por cierto, mañana hago 35 años con el mío, será por eso que me has pillado blanda y me ha calado hondo este post…
    Ánimo, que no podrán con nosotros los que nos quieren vastir de negro!¡¡LO TUYO ES LE COLOR!!!

  8. Marta permalink
    marzo 25, 2011 8:22 am

    Quién dijo que el camino era fácil? Arduo trabajo, decisiones difíciles, dudas, momentos duros, otros durísimos, entre otros maravillosos, oh, cada vez más espaciados. Pero si persiste la llamita -valen las brasas?- de aquel deseo “actualizado” de comerse el nuevo mundo -nuestro mundo de dos o tres o cuatro… cambiante- a bocados, de carcajadas compartidas, podemos con todo.
    Mudita ladradora.

  9. marzo 27, 2011 7:02 pm

    Hola “mudita”. Hasta hoy no he tenido tiempo de leer tu carta de amor, muy bonita como todo lo que cuentas. Escribes como eres, ¡autentica! besos

  10. marzo 29, 2011 8:31 am

    Por recomendación de Su – gran defensora de las cosechas de patatas reinas de corazones – he entrado en este blog magnífico, irónico y sutil. Txorionak Letizia!

    • marzo 29, 2011 10:36 am

      Pues has hecho bien entrando aquí. Encantada de recibir a todos, como Reina de Corazones que soy….
      Gracias Inés!!!!

  11. Ana permalink
    mayo 24, 2011 10:04 am

    De piedra, que valiente decirle todoo eso a M, estoy segura de que él cuando lo lea no va a soltar palabra, flipó fijo, fijo, fijo con lo que nos solemos reir él y yo cuando comentamos lo gruñona que eres, me encanto, de hecho estoy llorando aqui en el trabajo.
    Escribe cosas más alegres que muchos de estos seguidos me dejan hundida
    Besisimos a ti y a las M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: