Skip to content

Los hombres que hacen reír a las mujeres

mayo 14, 2012

Desde siempre, esos son los que más me han gustado.

Los otros también, pero menos.

Aunque depende un poco de para qué los necesites, el caso es que en general te sirven igual… 😉

Cuando los hombres entraron en mi horizonte visual, esa cualidad, junto con un buen culo prieto y unos ojos sonrientes, los convirtieron en ¿prendas? imprescindibles de mi fondo de armario. Los de verano en una zona, los de invierno en otra… y así con todo, que soy muy ordenada. El caos no va conmigo, tan solo algunas veces se monta en mi cabeza y me acompaña. Es un vago que se deja transportar, y para colmo gorrón, se acopla allí y no hay quien lo eche.

Han pasado los años y me siguen gustando los hombres que me hacen reír. Y los culos prietos también, que idiota no soy, tan solo estoy retirada del mercado.

Lo que si soy es una rara. A mi no se me hace reír con chistes. Bueno, si son de bilbaínos (en particular) o de vascos (en general) si que me río. Solo con esos.

Quizá por ello nunca tuve un novio andaluz, creía que eran de los que contaban chistes hasta en la cola del paro. Me iban más otras autonomías. Cierto es que también pesaba el hecho de que para comunicarnos hubiera sido necesario que me subtitularan al maromo en cuestión. No me entero cuando me hablan tan raro, y llevar intérprete me parece un coñazo.

Fijaos si soy rara, que debo ser la única persona del mundo que acelera y mira para otro sitio cuando pasa con el coche al lado de un accidente lleno de manchurrones de muchos colores y mantitas doradas.

Soy más de morbos de otros tipos 😉

 

A lo que íbamos, LAS RISAS… lo que más nos gusta de ellos, que todo lo demás se cae. Tiempo al tiempo.

Entre mujeres también reímos mucho, pero es diferente. Ellos aportan un componente mágico a la fórmula: ser hombres.

Y aunque nosotras acabaremos por comernos el mundo (que pena, estos ojos no lo verán…), eso nunca podremos serlo. Es lo único realmente imposible. Todo lo demás se puede.

Me gustan el carácter y el humor de los hombres. Suelen ser más francos emitiendo opiniones y practican con soltura la ironía y el “salvajismo” verbal (y no hablo de tacos, que también jjjjj).

A mi me pasa lo mismo. Se ve que algún cromosoma trastocado ha hecho mella en mi ADN.

Soy superfán de la ironía bien colocada, para mi dice mucho del coco ajeno (sorry, este tipo de calibrajes es propio de raras, una vez más…)

Debéis reconocer que contando lo que cuento, desde luego franqueza no me falta. Me falta vergüenza. Algunos tímidos acabamos así.

También me pasa que odio los recovecos y los caminos sinuosos.

Conmigo, directo y al grano. Y de eso los hombres entienden un puñao.

 

Desde que pernocto en las redes sociales, he aprendido a matizar lo que digo. Se que sin verme la cara, a veces sueno un poco gore. Así que coloco un 😉 y listo. De esa manera, quien se ofenda que se apañe. Yo paso.

Práctica y minimalista que es una… jiji (eso no es verdad, a veces soy más barroca que #Mariantonieta)

 

Lo malo es que el asunto ha desvirtuado los guiños reales que regalo a algunos afortunados (jjjj), los cuales dosifico, que yo no me voy con cualquiera 😉 (¿veis?, este guiño es real, en realidad si que lo hago)

… adivina adivinanza… ¿cuales son los guiños buenos…? están entremedias de los malos… Jajaja, hale, a separar el grano de la paja…

Mi conclusión es que esto #delinternete tiene más protocolo que la corte de Isabel II. Un poco plomo, pero comprensible si te pierdes la parte “carnal” de las personas.

Me divierten las conversaciones con los macho-man de confianza (importante detalle: no todos valen para ello, es como lo de hacer reír) Solo en ese ecosistema puedo desplegarme en condiciones sin ser la animal oficial del grupo. Y me río mucho.

Llega el día en que encuentras al hombre que más te hace reír del mundo. Lo de los ojos azulhielo ya lo habías visto antes de empezar a reír, y menos mal, ya que cuando ríes mucho, se te achinan los tuyos y no ves nada. Luego te fijas y resulta que tiene el culo prieto (es que lo ves después, cuando se da la vuelta y tú vas detrás, aprovechando el momento para limpiarte las babas sin que te vea)

A veces se tiene la suerte de que a las risas, los ojos azulhielo y el culo prieto se suman factores sorpresa que te hacen mirarlo con ojos entornados y desearlo a tu lado viendo pasar las estaciones del año. Riendo.

Ingenuamente piensas que la risa será eterna. La madre de todas las risas. ERROR. A la larga descubres que un maldito complot cósmico de primera magnitud ha maquinado un plan maquiavélico para joderte las carcajadas.

El plan suele ser tan retorcido, que quienquiera que sea el que lo haya organizado, supongo que como mínimo habrá necesitado un esquema para aclararse y cumplir objetivos.

Resumiendo, la vida, que te arrolla.

Retorcida también, lo hace en plan semáforo, ahora si… ahora no…

Suele pasar que cuando el rojo dura demasiado, te impacientas… (para qué negarlo…) y en mi caso concreto, reconozco que a menudo me encabrono. MEA CULPA. Me flagelo… Eso si, no me desanimo.

Estás ahí, en medio del ruedo, intentando coordinar un mano a mano con el de los ojos azulhielo que ya no sonríen tanto, un poco escombros ambos, esquivando embestidas, dejando que se espacien cada vez más las carcajadas.

Ni tiempo de acordarte de ellas te queda casi. Planazo.

Vamos, que a menudo pasa.

Aunque… por pasar, digo yo que también puede pasar que las risas en realidad no se hayan perdido por el camino.

SIENDO OPTIMISTA (ya no soy una quejosa, he decidido ascender de categoría en el mundo de las orgásmicas virtuales que siempre están suuuper-contentas y que repiten muchas vocales seguidas), voy a pensar que están guardadas. Esperando a que se abra el grifo. Y el día que se abra, inundación.

Que sepáis que no es que no ría, es que me gustaría reír a tiempo completo (ese es otro de los vicios que tengo por naturaleza propia), y en estos momentos lo hago a tiempo parcial. Será la crisis, que tiene a #DoñaRisas en el paro. Fijo.

MI CONCLUSIÓN:

Si sois listos, que no lo dudo 😉 (¿veis?, este también es un guiño real, aparte de una ironía, jajaja), HAREIS REÍR A LAS MUJERES. Ellas os sabrán RECOMPENSAR 😉

Jajaja… dejo este guiño a vuestra interpretación… animalitos retorcidos… Jajaja

 

Hombres del mundo! …que sepáis que esta admiradora de vuestro universo paralelo de insólitas conversaciones, en el fondo os comprende más de lo que parece a simple vista. Soy un poco como vosotros. Menudo funesto descubrimiento.

Esto es un reconocimiento público del cual me arrepentiré en breve, en cuanto llegue “un nuevo sucedido”. Lo se. Pero lo merecéis. Bueno, de esto último no se si estoy segura… Jajaja…

(esto si que lo merezco yo por tanta risita malévola, me flagelo nuevamente…) … ¡qué dolor! JAJAJA

 

MI DEMOSTRACIÓN del cromosoma mutado:

Que no se diga que aquí no hay huevos.

Tengo estos y muchos más. Con su nidito y todo… jajaja

Colgantes 18 euros

Empiezo la Colección Orgánica. Habrá huevos, musgo, hierba, anillos, colgantes… y todo lo que mi orgánica imaginación me traslade a las manos. Y os advierto que mi imaginación suele rodar a mil por hora pradera abajo, como los quesos…

Así que a prepararse… (el bolsillo más que nada, jajaja)

Lo dicho…

¡Que vivan Los hombres que hacen reír a las mujeres!

Y sobre todo…

¡Qué vivan las mujeres que ríen! ¡Y las que no ríen, aún más!

El día que TODAS riamos (aunque sea a tiempo parcial), por fin habremos llegado a la meta.

¡A correr, chicas! que los dejamos atrás.

 

No se si muy atrás, que aquí estoy yo, hablando una vez más de ELLOS… siempre me proporcionan #Temazo… #zanks! 😉

 

P.D. Me alegra la vista ver tanto Jajaja mientras corrijo el texto. Voy por el camino correcto para convertirme en La Genuina Bloguera De Éxito Cuasi Orgásmica (digo lo de Cuasi porque aún no me ha dado por gemir en el feisbu: Vamoooossss con el lunesssss chicaaaaaasss … Ánimoooooo!!!!!!)

Si llego a eso, por favor avisadme!

JAJAJA

Aguuuuur (¡horror!, ya he empezado con El Síndrome de las Vocales Compulsivas)

de regalo, este lujo…

 

Solo por lo mucho que me gusta…

… Os lo quería enseñar.

Es de Jean Honoré Fragonard, y se llama “El cerrojo”

… claro, directo y al grano… y no lo digo por el título…

… hablo del tiparraco… jajaja…

8 comentarios leave one →
  1. mayo 14, 2012 11:08 am

    Escribo y río al mismo tiempo (eso es porque soy mujer) y entiendo perfectamente todo lo que dices (porque yo también tengo el gen mutante jjj) Y me parto con lo de las vocaleeeeeeeeeeeessss porque yo lo uso de vez en cuando y ahora al leer lo del orgasmo virtual me he doblado de la risa.
    Yo lo tuve claro en cuanto le vi, me hizo reír durante cuatro días seguidos sin conocernos de nada y conociéndonos ya…y desde ese día estamos juntos y no me acuesto ni un sólo día sin haberme reído con él de cualquier tontería. La verdad es que en mi casa la risa no falta, nos reímos hasta de nuestra sombra y aunque las cosas vayan chungas es nuestra tabla de salvación.
    La ironía es mi filosofía de vida y el que no lo entienda sabe donde tiene la puerta…y en cuanto a la franqueza es uno de mis rasgos principales…de hecho mis “amigas” no lo deben aguantar por eso AMIGAS tengo pocas (pero buenas) esas que soportan que les diga todo lo que pienso en la cara y sin inmutarme…eso de se políticamente correcta es para cobardes que esta vida se pasa en un suspiro y no tiene una que aguantar gilipolleces ajenas. He dicho!!
    Por cierto me encanta tu nueva colección…los huevos color coral me han quitado el hipo que tenía después de tanta risa 😉
    A sus pies de nuevo, mi reina

  2. mayo 14, 2012 12:00 pm

    Mi pareja siempre me ha hecho reír. Es la persona del mundo con la que más me he reído y eso hace que todo valga la pena. Es el amor. 🙂

  3. Marialuisa permalink
    mayo 14, 2012 6:20 pm

    Voy a ver si encuentro la forma de mandarte este post. La risa bien…un guiño también (este fué mi caso)…y todo lo prieto también…y comernos el mundo a bocados grandes grandes…….¡AL ATAQUE!….y quiero huevos en mi vida……
    BESOS PICHURRA

  4. playinos permalink
    mayo 15, 2012 7:40 am

    Pues a mi últimamente se me ha estropeado el semáforo y se ha quedado permanentemente en rojo, así que a eso de las vocales repetidas le veo otro rollo, y no se parece en nada a los orgasmos…¡¡¡¡estooooooy hasta las tetaaaaaaaaaaaaassss de esta cárceeeeel de mierdaaaaaaaaa!!!!!

    A ver si llega un tiparraco como el del cuadro y me arregla el semáforo de una vez. Agur.

  5. mayo 15, 2012 2:38 pm

    No me ha quedado muy claro lo de los culos, prietos o apretados???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: